Noticias

Desempleo

Desempleo y tiempo parcial, vertical u horizontal

La reciente Sentencia del T.S.J.U.E, de 9-411-2017, resuelve sobre la petición de decisión prejudicial eefctuada por el Juzgado de lo Scial nº 33 de Barcelona que  tiene por objeto la interpretación, por una parte, de la cláusula 4 del Acuerdo Marco sobre el trabajo a tiempo parcial, celebrado el 6 de junio de 1997 (en lo sucesivo, «Acuerdo Marco»), que figura en el anexo de la Directiva 97/81/CE del Consejo, de 15 de diciembre de 1997, relativa al Acuerdo Marco sobre el trabajo a tiempo parcial concluido por la UNICE, el CEEP y la CES (DO 1998, L 14, p. 9), y, por otra parte, del artículo 4 de la Directiva 79/7/CEE del Consejo, de 19 de diciembre de 1978, relativa a la aplicación progresiva del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en materia de seguridad social (DO 1979, L 6, p. 24; EE 05/02, p. 174), en relación a la determinación de la base de cálculo de la duración de la prestación por desempleo para los trabajadores a tiempo parcial de tipo vertical.

Se entiende por tiempo parcial horizontal, aquel en el que la prestación de servicios se realiza todos los días laborables, pero en una jornada inferior a la ordinaria, mientras que se entiende tiempo parcial vertical, aquel en el la prestación de servicios se realiza parte de los días laborables y otros no, con independencia que que ocupen una jornada completa o parcial cada uno de ellos.

El actual art. 269 .1 de la L.G.S.S. establece que la duración de la prestación por desempleo estará en función de los períodos de ocupación cotizada en los seis años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar, de modo que quien tiene un tiempo parcial horizontal, todos los días de contrato lo son de ocupación cotizada, y por tanto se tienen  en cuenta todos ellos (totalizando 365 días en un año), mientras que quien tiene un contrato a tiempo parcial vertical que presta servicios un día si otro no en el mismo año sólo tiene la mitad de días de  ocupación cotizada, dando como consecuencia  una menor duración de la prestación por desempleo.

El Juez de lo social estimó que  esta categoría de trabajadores está doblemente penalizada, dado que el principio de pro rata temporis se aplica dos veces en el caso del trabajo a tiempo parcial vertical: en un primer momento, el menor salario mensual por el hecho de trabajar a tiempo parcial implica una prestación por desempleo de un importe proporcionalmente inferior y, después, se reduce la duración de esta prestación, puesto que sólo se tienen en cuenta los días trabajados, mientras que el período de cotización es más amplio.

A la inversa, los demás trabajadores, ya trabajen a tiempo parcial en la modalidad horizontal (trabajo durante todos los días laborables), ya lo hagan a jornada completa (independientemente del reparto de horas de trabajo durante la semana), tendrían derecho a una prestación por desempleo cuya duración estaría calculada sobre la totalidad de los días cotizados.

El TJUE estima que, en lo que respecta a las condiciones de trabajo, está prohibido tratar a los trabajadores a tiempo parcial de manera menos favorable que a los trabajadores a tiempo completo comparables por el mero hecho de que trabajan a tiempo parcial, a menos que un trato diferente esté justificado por razones objetivas.

Y considera que: ” …. se desprende claramente que todos los trabajadores a tiempo parcial vertical comprendidos en el ámbito de aplicación de la medida nacional controvertida en el litigio principal resultan perjudicados por esta medida nacional, ya que, con arreglo a ella, se reduce el período durante el cual pueden recibir una prestación por desempleo en comparación con el período reconocido a los trabajadores a tiempo parcial horizontal. Además, se ha acreditado que ningún trabajador que forme parte de este grupo puede verse favorecido por la aplicación de tal medida.”

y concluye que:” que el artículo 4, apartado 1, de la Directiva 79/7 debe interpretarse en el sentido de que se opone a una normativa de un Estado miembro que, en el caso del trabajo a tiempo parcial vertical, excluye los días no trabajados del cálculo de los días cotizados y que reduce de este modo el período de pago de la prestación por desempleo, cuando está acreditado que la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial vertical son mujeres que resultan perjudicadas por tal normativa”.

 

Conforme a esta Sentencia del TJUE, ha de aplicarse la normativa española en tal sentido, considerando la totalidad de los días cotizados y no solo los de ocupación cotizada,  que producía la discriminación de trato proscrita por la Directiva citada.